La Elección de Ernesto Arellano
Ernesto Arellano

SECRETARIO GENERAL

Doctor Ernesto Arellano Pérez
Fecha de nacimiento:
4 junio 1962
Lugar de nacimiento:
Guadalajara, Jal

INGRESO A LA RADIO

En 1981, Arellano Pérez ingresó a los 19 años de edad como operador técnico en la empresa de radiodifusión "Stereo 100" (XHMA-FM) que formaba parte del Grupo Núcleo Radio Guadalajara (NRG) que también comprendía Canal 58 (XEAV-AM) y Súper Stereo (XHAV-FM), cubría el turno nocturno que era de siete de la noche a una de la mañana. Por lo que a él le correspondía cerrar las transmisiones en la radiodifusora. Núcleo Radio Guadalajara al mando de Manuel López Agredano fue considerada una escuela radiofónica pues siempre se apoyaba al talento joven, de ahí surgieron personalidades de la locución, el periodismo y la crónica deportiva. Así Ernesto Arellano a temprana edad tuvo la oportunidad de trabajar en la planta de operadores que comprendía en ese tiempo a otros compañeros como Patricio Flores Sandoval, Mario, Héctor y Juan Luna Michel, así como con los locutores de ese tiempo que eran grandes voces.

INGRESO A CANAL 4

Posteriormente, el 16 de septiembre de 1994 ingresó a laborar como operador de audio en XHG-TV Televisa Guadalajara (Canal 4).

INGRESO AL COMITÉ DE SITATYR

Patricio Flores Sandoval era el jefe de operadores y representante en NRG del Sindicato Industrial de Trabajadores y Artistas de Televisión y Radio, Similares y Conexos de la República Mexicana (SITATYR).

Como jefe "Patricio siempre fue muy exigente y demandante al instruir los trabajos a todos los compañeros", recuerda Arellano.

Con el tiempo "Pato" -como se le conoce cariñosamente al líder sindical- invitó a Ernesto Arellano a formar parte del Comité de Radio al interior del SITATYR –que recién se había aprobado-, a finales de los años 80´s, corría 1987. En ese entonces el ámbito radiofónico se había vuelto problemático y era indispensable atender muy de cerca las necesidades de los compañeros. Así Arellano ingresa como secretario de actas y acuerdos.

"En ese entonces en el sindicato, la mayoría no tenía experiencia pero sí enormes deseos de ayudar.

Estábamos: Enrique Cristales, Pablo Orozco y Alberto Aguilar, entre otros. La visión de Patricio era clara, sabía hacia donde debería ir el sindicalismo. Él siempre fue muy trabajador, y sus esfuerzos ayudaron para fortalecer al Sitatyr, logró que se hiciera más grande. Los contratos ley se reforzaron con respecto a prestaciones y los salarios también mejoraron. Eso fue muy bueno y ahora nos da el plus de ser el mejor sindicato de la Industria de la Radio que goza de tener los mejores sueldos"

"Nos metimos a trabajar en serio. El ímpetu de Patricio nos motivaba mucho, y los tiempos lo permitieron. Entonces había dueños de empresas como: Manuel López Agredano, conocido como el "Caballero de la Radio" que ayudaban, valoraban y premiaban a sus trabajadores. Algunos le daban centenarios a sus empleados cuando cumplían 25 años en la empresa", recuerda Arellano.

Es de gran valor reconocer que al inicio él tenía idea equivocada del sindicalismo: "creía que era una pérdida de tiempo, pero cuando te involucras, conoces al Sitatyr y lo haces tuyo, lo llegas a ver como una herramienta para ayudar. Conoces el lado bueno del sindicalismo, conoces a los compañeros y la manera en que puedes ayudarlos".

Ernesto Arellano tras ser secretario de Actas y Acuerdos llegó a convertirse con el tiempo en el secretario de Finanzas. Como su cargo lo ameritaba estuvo vinculado con el otorgamiento de préstamos, gratificaciones y servicios funerarios a favor de los compañeros, así pudo conocerlos personalmente y enterarse de sus necesidades. Se interesó por cada uno de los compañeros sindicalizados, conoció cuantos hijos tenían, cómo les iba en la escuela, así como también cuando padecían dificultades por no poder cubrir con el pago de la colegiatura o los útiles escolares de sus pequeños. De esa forma aprendió el significado de la sensibilidad.

Estuvo presente en los momentos más difíciles que puede vivir alguien, la pérdida de seres queridos o de compañeros sindicalizados. Ernesto y Patricio junto con otros compañeros del comité acudían a presentarse con los deudos para ofrecer ayuda como servicios funerarios y criptas, que son algunos de los beneficios sindicales con los que cuenta Sitatyr.

"En las desgracias, en situaciones penosas siempre está presente el Sindicato ayudando. Recuerdo que en Autlán murió el delegado, la viuda con un bebé en brazos –que había quedado huérfano- con lágrimas en los ojos agradeció al Sindicato la ayuda brindada", recuerda.



Noticias